martes, 28 de diciembre de 2021

ORDENAN LA EVACUACIÓN URGENTE DE UN MUNICIPIO DE BRASIL TRAS COLAPSAR UNA PRESA DEBIDO A LAS FUERTES LLUVIAS

El Ayuntamiento del municipio de Itambé, en el estado de Bahía (Brasil), ha ordenado la evacuación urgente de su población —de unos 23.000 habitantes— tras colapsar este sábado una presa debido a las fuertes lluvias, según un comunicado publicado en su cuenta oficial de Instagram.

Vista aérea de una zona inundada en Porto Seguro (Bahía, Brasil) el 12/12/21
Isac Nobrega /Brazilian Presidency / Reuters

En una publicación posterior, las autoridades locales indicaron que los bomberos acudieron a las principales áreas afectadas por las inundaciones y rescataron a varias familias que se encontraban en las zonas cercanas a la localidad.

Según medios locales, las fuertes lluvias que están azotando el sur del país latinoamericano ya han dejado 17 muertos y cerca de 3.700 personas sin hogar. En la actualidad, hay 66 ciudades que se encuentran en situación de emergencia.

 

Noticia obtenida de Actualidad RT, en su edición digital.

lunes, 27 de diciembre de 2021

LA IAHR HA PUBLICADO UN INFORME SOBRE CÓMO LAS INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS SE ENCUENTRAN EN UNA ENCRUCIJADA HACIA LOS ODS

 

La IAHR (International Association for Hydro-environment engineering and Research) ha publicado un informe sobre la importancia de integrar diseños sostenibles en las infraestructuras hidráulicas, creando impactos positivos a largo plazo para la sociedad y el medio ambiente. Con el objetivo de contribuir a alcanzar los ODS, los ingenieros de infraestructuras hidráulicas están bien posicionados para diseñar soluciones técnicas que contribuyan significativamente no solo a alcanzar el ODS 6, de agua limpia y saneamiento, sino también el ODS 13, de acción por el clima, o aspectos relacionados con derechos humanos y justicia social.

El informe describe algunos de los actuales principales retos mundiales en materia de agua que requieren el uso de estructuras hidráulicas:

  • Resiliencia a sequías e inundaciones en un clima cambiante,
  • La transición hacia un futuro con cero emisiones netas,
  • Son infraestructuras críticas, que proporcionan abastecimiento de agua y depuración de aguas residuales y drenaje urbano, permitiendo la producción industrial, así como el apoyo a las rutas marítimas locales y mundiales,
  • Envejecimiento de las infraestructuras hidráulicas e inversión necesaria para su mantenimiento.

Con los retos anteriormente expuestos, se prevé que los siguientes elementos esenciales de la ingeniería de estructuras hidráulicas tengan un impacto positivo en los ODS.

·        Toma de decisiones éticas,

·        Diversidad e inclusión,

·        Cambiar el paradigma hacia la sostenibilidad,

·        Comunicación y formación,

·        Multidisciplinariedad y trabajo en equipo,

·        Soluciones creativas e innovadoras,

·        Avances tecnológicos.

De lo anterior se desprende que hay un gran alcance y oportunidad para que esta disciplina contribuya a los ODS. Sin embargo, también está claro que cambiar las prácticas existentes dentro de la ingeniería será un reto. Algunos de los retos críticos para los elementos esenciales de la ingeniería de estructuras hidráulicas sostenibles que se plantean en el informe son:

·        Restricciones monetarias,

·        Países de ingresos bajos y medios,

·        Decisiones políticas.

El informe concluye que los ingenieros de estructuras hidráulicas deben adoptar una visión del futuro más respetuosa con el medio ambiente y la sociedad, con el fin de ayudar a alcanzar los ODS. Aunque las soluciones sostenibles pueden parecer más caras a corto plazo, los beneficios a largo plazo pueden hacerlas mucho más competitivas.

Con el objetivo de alcanzar los ODS, los diseñadores deben reunirse y aportar soluciones prácticas para la adaptación al cambio climático, considerando la infraestructura hidráulica de forma holística dentro de la sociedad, y adoptando los avances tecnológicos y la digitalización. Es importante que exista un trabajo conjunto de todas las demás disciplinas relevantes, con apoyo de los responsables políticos, manteniendo la mente abierta sobre cómo lograr el mejor resultado sostenible posible, de modo que la infraestructura hidráulica beneficie tanto a la sociedad, como al medio ambiente.

Si quieres ampliar información, puedes descargar el informe en este enlace.

martes, 5 de octubre de 2021

IVÁN GABRIEL, GANADOR DE LA VII EDICIÓN DE LOS PREMIOS IIAMA EN LA CATEGORÍA DE “TESIS DOCTORAL”, CONCLUYE QUE EN ESPAÑA LAS PRESAS SON ESENCIALES PARA GARANTIZAR EL CUMPLIMIENTO DEL ODS 6.

 

Iván Gabriel Martín ha obtenido el premio al mejor Trabajo Académico en Ingeniería del Agua en la modalidad de Tesis Doctoral por su estudio “Incorporation of Operational Variables in Stochastic Hydrological Dam Safety Analysis”, dirigido por los doctores Álvaro Sordo Ward y Luis Garrote de Marcos (Universidad Politécnica de Madrid).



El objetivo principal de su tesis doctoral, titulada “Incorporation of Operational Variables in Stochastic Hydrological Dam Safety Analysis”, es proporcionar un marco metodológico para la inclusión de variables de tipo operacional en el análisis de seguridad hidrológica de presas. 

Destacamos su respuesta acerca del posible impacto social de su proyecto.

Iván nos recuerda que, en 2015, la Asamblea General de la ONU adoptó la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. En esta Agenda 2030, se definieron una serie de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que consisten en un conjunto de 17 objetivos y 169 metas, a cumplir antes de 2030.

Dentro de estos ODS, el ODS 6 consiste en “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”.  El cumplimiento de este ODS está sujeto a una correcta gestión, tanto técnica, como social y medioambiental de las infraestructuras hidráulicas existentes y que proporcionan un equilibrio en la gestión de la demanda.

Teniendo en cuenta que más de la mitad de las presas existentes en España llevan operando durante más de cincuenta años, existe la necesidad de adaptarlas a los nuevos requisitos de seguridad

Dentro del contexto nacional, las presas son esenciales para garantizar el cumplimiento de este ODS. España es un país con un fuerte estrés hídrico, que presenta una alta irregularidad tanto espacial como temporal en cuanto a lo que recursos hídricos se refiere.

Para aumentar la disponibilidad de agua ha sido necesario construir presas a lo largo de todo el país. Teniendo en cuenta que más de la mitad de las presas existentes en España llevan operando durante más de cincuenta años, existe la necesidad de adaptarlas a los nuevos requisitos de seguridad exigidos por las nuevas normas y reglamentos.

Como parte de la respuesta a esta necesidad, la tesis proporciona una metodología completa para la evaluación de la seguridad hidrológica de presas. Asimismo, la tesis propone metodologías para la definición de resguardos estacionales que, manteniendo la seguridad hidrológica del embalse, optimizan la disponibilidad de agua para otros usos, como alternativa a otras soluciones menos sostenibles como pueden ser los recrecimientos o la construcción de nuevos embalses.

Por ello, Iván pretende que los resultados y metodologías desarrollados en la tesis tengan, en la medida de lo posible, un impacto positivo en la sociedad y el medioambiente y sirvan de base para futuras investigaciones en seguridad hidrológica de presas.

Puedes leer la entrevista completa en este enlace.

Noticia obtenida de iAgua

lunes, 26 de julio de 2021

EL POLÉMICO DERRIBO DE LA PRESA DE LOS TORANES EN TERUEL

Nos hacemos eco de una noticia publicada en El País, el pasado 20 de julio, en la que se pone de manifiesto la polémica entre vecinos y ecologistas por la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de demoler la presa Los Toranes, en Teruel, ya que según los informes de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), que sostiene que su mantenimiento es “contrario al interés público, a las exigencias medioambientales y al plan hidrológico” y su rentabilidad “dudosa”.

Presa de Los Toranes, en el río Mijares, a su paso por Albentosa (Teruel).AEMS-ASOCIACIÓN RÍOS CON VIDA

Cuando en 2017 se anunció que la concesión pública de la presa Los Toranes (sobre el río Mijares, en Teruel) a Iberdrola para su uso hidroeléctrico tocaba a su fin, muchos de los vecinos no le dieron mayor importancia. La central llevaba allí toda la vida, desde 1943, y no pensaron que el desenlace pudiera ser el derribo, asegura Federico Martín, alcalde socialista de Olba, uno de los municipios afectados, y favorable a que se mantenga la presa. Pero así lo decidió en noviembre del año pasado el Ministerio.

La intensa polémica que se desató entre partidarios y detractores del derribo da una visión de los problemas que genera eliminar este tipo de infraestructuras, un paso que se considera fundamental para recuperar el buen estado ecológico de los ríos como marcan las directivas europeas. Incluso en comarcas como esta, de población escasa y sin grandes superficies de regadío, la oposición es férrea. La Asociación Ríos con Vida (AEMS) concreta que las barreras artificiales producen cambios físicoquímicos y rompen el curso ecológico de los ríos, alterando los flujos naturales, los sedimentos y la biomasa formada por organismos acuáticos como los peces, sobre todo en el escenario actual de cambio climático. “Esta presa ni siquiera cuenta con un paso para los peces”, critica César Rodríguez, vicepresidente de la asociación.

De momento, el derribo está parado a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid resuelva el recurso presentado por Iberdrola, que está de acuerdo con entregar la presa porque la concesión ha acabado, pero rechaza que la demolición sea a su cargo.

“Consideramos que es una instalación rentable y si miras la situación global del entorno, con el ecosistema que se ha creado a lo largo de los años, es más sostenible mantenerla”, asegura el alcalde de Olba (226 habitantes). La presa también es importante en caso de incendios, para el regadío y aporta turismo, añade. Martín carga contra los ecologistas: “Me hacen gracia, no ven el territorio en su conjunto, hay que pensar en la economía, en mantener la población”.

Olba es el municipio más afectado por la desaparición de las instalaciones debido a que algunos vecinos utilizan el caudal del canal de la central hidroeléctrica para regar varios huertos familiares, desde que en 1993 un derrumbe en la acequia del Diablo impide sacar el agua directamente del río. Los municipios de Albentosa y San Agustín también se han declarado en contra de la demolición. Y el Gobierno de Aragón intentó parar el derribo iniciando un expediente en mayo de este año para declarar las instalaciones bien de interés cultural. El intento fracasó porque se invadían competencias estatales, como les recordó la CHJ.

En el lado opuesto se encuentran personas como David Hammerstein, miembro de la Plataforma El Mijares no se toca de Ecologistas en Acción. Vive en el pueblo y considera que se han mezclado cuestiones políticas y que no debería haberse producido este enfrentamiento. “Hay soluciones técnicas para continuar regando los huertos”, asegura ante la preocupación de otros vecinos. “Lo importante es que si se derriba la presa se van a liberar siete kilómetros río arriba que se volverán a conectar y eso afectará de forma positiva a 30 kilómetros más de afluentes importantes”, aclara. Hammerstein añade que la zona se podría convertir en una reserva natural fluvial muy atractiva para el turismo activo y natural que crearía empleo, más que “estas centrales que no dan trabajo a nadie del entorno”. El área donde se ubica parte de las instalaciones de la central está catalogada como lugar de interés comunitario (LIC) Estrechos del río Mijares y Red Natura 2000 (red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad).

En cuanto al recurso interpuesto por Iberdrola, Hammerstein sostiene que lo que persigue la empresa es no pagar el precio de la demolición. Algo a lo que no se puede oponer Iberdrola, porque así lo recoge la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, remarca Pedro Brufau, profesor de Derecho Administrativo en la Universidad de Extremadura y experto en legislación de aguas.

Javier Marín, vicepresidente de la Asociación Mijares Vivo, a favor de mantener la instalación en funcionamiento, aclara que esto no es un tema de “ecologistas contra no ecologistas, porque yo también soy ecologista”. Marín considera que el río goza de buena salud y que la demolición conllevará un impacto ambiental muy importante. Reprocha al Gobierno central la forma en la que se ha gestionado el proceso, porque, aunque han hablado con ellos y han podido interponer alegaciones “la decisión ya estaba tomada y no se ha tenido en cuenta nuestra postura”. Se ha llegado a la determinación de tirar la presa “de cara a las políticas ambientales de la Unión Europea. Han debido de pensar: ‘Vamos a derribar esta instalación, que van a protestar cuatro”.

Marín opina que lo adecuado habría sido que el Estado se hubiera hecho cargo de la presa y de que la central continuara en marcha. “Porque es rentable a pesar de lo que se diga y esos beneficios podrían repercutir en mejorar el cauce”, indica. En cuanto a la falta de peces, asegura que la caída se ha producido desde el año 2009 y 2010, por lo que no se puede achacar a la presa, que ya llevaba muchos años construida.

 

Noticia obtenida de El País, en su edición digital.


jueves, 3 de junio de 2021

LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO OBLIGAN A ADAPTAR LAS ESTRATEGIAS DE GESTIÓN DE PRESAS

Compartimos con vosotros una noticia publicada en iAgua, que muestra los resultados de una tesis doctoral, realizada por Javier Fluixá y dirigida por Ignacio Escuder. Dicha tesis desarrolla una metodología integral que permite reforzar la resiliencia de las presas frente a eventos extremos y priorizar las inversiones en medidas de reducción de riesgos.

“La incorporación de los efectos del cambio climático sobre la seguridad de presas es fundamental en el futuro de la gestión de este tipo de infraestructuras. Las presas son sinónimo de progreso, bienestar social y calidad de vida por lo que es necesario adaptar sus estrategias de gestión a medio y largo plazoe incluir la incertidumbre asociada a los nuevos escenarios climáticos”.

Esta es la principal conclusión alcanzada por el investigador del centro de investigación suizo CREALP (Research Center on Alpine Environment), Javier Fluixá Sanmartín, en su Tesis Doctoral "Adaptation strategies of dam safety management to new climate change scenarios informed by risk indicators", dirigida por el investigador del grupo de Ingeniería de Recursos Hídricos del IIAMA-UPV (Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de València), Ignacio Escuder.

El estudio parte de la realidad de que las presas son infraestructuras críticas cuyos beneficios van más allá de la producción hidroeléctrica; también proporcionan protección frente a avenidas, un suministro de agua fiable y una adaptación al cambio climático como ninguna otra fuente de energía renovable. En este sentido, una gestión adaptada de su seguridad debe cumplir los criterios de resiliencia y sostenibilidad en el futuro, especialmente teniendo en cuenta los efectos del cambio climático.

“Tradicionalmente, la gestión del riesgo y la definición de estrategias de adaptación en la toma de decisiones han asumido la invariabilidad de las condiciones climáticas, incluida la persistencia de patrones históricos de variabilidad natural y la frecuencia de eventos extremos. Sin embargo, se espera que el cambio climático afecte de forma importante a los sistemas hídricos y comprometa la seguridad de las presas, lo que puede socavar su correcto funcionamiento”, destaca el autor de la tesis doctoral, Javier Fluixá.

En este contexto, la investigación desarrolla una metodología práctica que permite cuantificar de forma global y estandarizada el impacto del cambio climático en la seguridad de las presas y diseñar estrategias de adaptación, que incorporen la no estacionariedad de los escenarios futuros.

“El objetivo de este estudio es reforzar la resiliencia de las presas frente a eventos extremos y priorizar las inversiones en medidas de reducción de riesgos. La España actual no se podría entender sin el actual sistema de presas, ya que no seríamos capaz de abastecer a 46 millones de personas y sectores tan significativos como la agricultura, industria y turismo no estarían tan desarrollados”, afirma Ignacio Escuder.

Características de la metodología desarrollada y caso de estudio

La metodología desarrollada se basa en las técnicas de análisis de riesgos aplicadas a la seguridad de presas, y en particular en el uso de los modelos de riesgo. Con estos modelos es posible evaluar el efecto del cambio climático sobre cada componente de la seguridad de una presa.

“La técnica incorpora de forma integral los efectos del cambio climático sobre la seguridad de presas, establece un enfoque a largo plazo sobre su gestión y opta por medidas de adaptación robustas que integren la incertidumbre asociada a los diferentes escenarios climáticos”, explica el Dr. Fluixá Sanmartín.

En este sentido, su director Ignacio Escuder resalta que esta metodología está concebida de una forma “más global respecto de otros estudios” que evalúan los impactos por separado, o tienden a centrarse en aspectos específicos como las solicitaciones hidrológicas, relegando o ignorando otros aspectos de la seguridad.

“Este es un estudio innovador y multidisciplinar que integra componentes climáticas, de modelización hidrológica, tratamiento de datos, evaluación del riesgo de presas, y gestión de la seguridad. Los resultados aportan nueva información respecto de estudios anteriores, como por ejemplo sobre la futura evolución de los riesgos de la presa y sobre la manera de adaptar las decisiones en términos de gestión de su seguridad”, señala el Dr. Escuder Bueno.

De hecho, esta metodología se implementó sobre un caso de estudio real y supone la primera aplicación documentada de un análisis exhaustivo de los impactos del cambio climático sobre el riesgo de rotura de una presa. Por tanto, sirve como marco de referencia para la definición de estrategias de adaptación a largo plazo y la evaluación de su eficiencia.

“Los resultados indicaron que en la mayoría de los escenarios futuros se espera un deterioro del riesgo en comparación con el nivel de riesgo actual. No obstante, los efectos varían en función del escenario climático estudiado y en ocasiones se pueden obtener riesgos futuros menores”, sostiene el autor del estudio.

El impacto del cambio climático en el sistema de presas

Los efectos del cambio climático se perciben en múltiples ámbitos relacionados con el medio ambiente, como los aumentos de temperatura o la fusión de glaciares, hasta los más extraordinarios como la ocurrencia de eventos extremos en forma de inundaciones y sequías.

Bajo este prisma proliferan estudios que analizan estas componentes, pero se ha investigado relativamente poco sobre los efectos que el cambio climático tendría sobre la evaluación de la seguridad de presas y principalmente sobre su gestión.

“Dada la importancia de estas infraestructuras para la sociedad, su fallo o mal funcionamiento acarrearía importantes consecuencias en términos económicos y sociales, pero también por la pérdida de los beneficios que aportan: suministro de agua, producción eléctrica, o control de inundaciones. Por tanto, la metodología desarrollada buscar ayudar a tomar decisiones robustas, justificadas, y con una mayor eficiencia económica a largo plazo”, afirma el investigador valenciano.

En este sentido, para Javier Fluixá el cambio climático no es tanto un riesgo añadido, sino más bien un desestabilizador que cambia las reglas de juego que se utilizaban hasta ahora para evaluar cómo debe gestionarse la seguridad de una presa.

“Las técnicas de cálculo utilizadas, los procesos de apoyo a la toma de decisiones y también nuestra forma de entender y abordar los riesgos futuros, deben adaptarse a la nueva realidad impuesta por el cambio climático”, declara el Dr. Fluixá Sanmartín.

La fuerte incertidumbre asociada a los escenarios climáticos provoca que no se puede determinar a priori “en qué sentido una presa se va a ver afectada, pero sí que queda patente que los impactos van a cambiar con el tiempo y se deben tener en cuenta para tomar decisiones eficientes a largo plazo”.

Finalmente, ambos investigadores resaltan que “las presas son nuestra gran baza frente a cambio climático, pues nos permiten regular un recurso hídrico cada vez más escaso y torrencial, nos permiten avanzar en la transición energética y protegen frente a inundaciones ligadas al incremento de fenómenos extremos”.

 

Noticia obtenida de iAgua 

jueves, 13 de mayo de 2021

EL 65% DEL PRESUPUESTO DEL MUNICIPIO DE TOUS PROCEDE DEL IBI DEL PANTANO

Compartimos con vosotros una noticia publicada en Levante, el Mercantil Valenciano, en la que se pone de manifiesto que la población de Tous se ha convertido en un “paraíso fiscal” como consecuencia de los ingresos que recibe del embalse. Gracias a este ingreso anual de 1,3 millones, el ayuntamiento no sólo mantiene congelados los impuestos desde hace prácticamente quince años, sino que aplica además los tipos impositivos mínimos que marca la ley tanto en la contribución urbana (IBI) como en la rústica o el impuesto de vehículos.

Además, los residentes no pagan basura -sí la tasa por el tratamiento de los residuos que pasa al cobro el Consorcio Ribera-Valldigna- ya que el ayuntamiento asume el coste de la recogida con una aportación anual de casi 40.000 euros, ni tampoco el canon de saneamiento por los vertidos al alcantarillado, que también corre por cuenta de las arcas municipales.



El milagro económico de Tous tiene su origen en el Impuesto sobre Bienes Especiales que el Ministerio de Medio Ambiente abona desde el año 2006. El presupuesto aprobado por el gobierno municipal para el año en curso asciende a 1.971.321 euros, de los que prácticamente el 65 % se cubren con el IBI de la presa. Los casi 1,3 millones que ingresa el consistorio por este concepto permiten además ofrecer ayudas para la vivienda, a la natalidad, activar un plan de empleo local que, entre otros objetivos, refuerza el servicio de ayuda a domicilio, o crear una bolsa de empleo para que los estudiantes puedan trabajar durante un mes en verano cobrando 560 euros, relata el concejal de Hacienda, Juan Ramón Báguena, que no duda en afirma que Tous es uno de los pueblos en los que los vecinos disfrutan de mayores ventajas fiscales.

El maná del pantano marcó un punto de inflexión en la fiscalidad municipal en el año 2006. Tres años antes, el secretario municipal había emplazado por escrito a la corporación que ya presidía Cristóbal García a aumentar los impuestos para que los ingresos permitieran cubrir al menos los servicios mínimos y el equipo de gobierno tuvo que acatar el requerimiento. El ayuntamiento estaba adherido a la Federación de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses, que reclamaba que estas infraestructuras pagaran el IBI en sus respectivos municipios, y realizó la promesa de que si conseguía cobrar del pantano compensaría este esfuerzo a los vecinos. En 2016 cayó literalmente el «gordo» en Tous.

Según recuerda García, que sigue al frente del ayuntamiento, una llamada telefónica le informó de que la presa no sólo iba a pagar el IBI, sino que además lo haría con efectos retroactivos: tres millones de euros de golpe en un municipio de apenas 1.200 habitantes.

El ayuntamiento no sólo decidió bajar los impuestos -que han permanecido congelados en mínimos-, sino que quiso compensar a los vecinos repartiendo cheques de 600 euros a cada una de las viviendas, a razón de 200 euros por cada uno de los tres años en que habían soportado la subida de tributos.

El reparto de cheques a las puertas de la Navidad volvió a poner a Tous en el mapa informativo, mientras que los tres años siguientes el aguinaldo se aumentó a 1.000 euros por familia. «Nos gastamos 2,7 millones de euros con este reparto directo a los vecinos», detalla Cristóbal García, que recuerda que aún se entregó un segundo cheque de 600 euros. «Habíamos cumplido nuestro compromiso con los vecinos cuando recibimos una llamada de la federación de municipios con embalses, que nos había conseguido el dinero, en la que nos decían que se debían utilizar los fondos en inversiones y por eso empezamos a incluirlos en el presupuesto», relata. «Se había generado cierta polémica sobre la legalidad y nos vino bien que llegara esta orden de arriba», recuerda.

El ayuntamiento dejó de repartir dinero, pero los elevados ingresos del pantano le han permitido mantener las ventajas fiscales, ofrecer ayudas a todas las asociaciones existentes en el municipio e incluso contar en Tous con una piscina cubierta, todo un lujo en un pueblo que no alcanza los 1.300 habitantes. «Con uno de los planes de Rus en la diputación nos daban a elegir entre césped artifical y piscina cubierta. Nos cogió sin equipo de fútbol en el pueblo y construimos la piscina», señala el munícipe, mientras comenta que al tratarse de un pueblo pequeño tampoco necesita hacer «obras faraónicas».

El Ayuntamiento de Tous trabaja en una reclamación por la que instará al Ministerio de Hacienda a modificar la revisión catastral a la baja que realizó años atrás, que se tradujo en una reducción de casi 300.000 euros del impuesto que abonaba la presa al ayuntamiento, que antes de ese proceso llegó a superar los 1,5 millones anuales.

«Se hizo una ponencia de valores a la baja en la época del Gobierno de Rodríguez Zapatero, pero nos hemos dado cuenta de que hay zonas de hormigón que no están evaluadas y eso sube bastante dinero. Estamos con abogados para intentar recuperar eso y vamos a llegar hasta el final. No queremos que vaya al alza, pero tampoco que nos lo reduzcan», comenta el concejal de Hacienda Juan Báguena, que prevé que esta petición se formalice este año a través del Ministerio de Medio Ambiente, que es el organismo que tiene las competencias sobre los embalses. Si se atienden las pretensiones municipales, el peso de los ingresos del IBI de la presa en el total del presupuesto municipal -que suele rondar los dos millones de euros- sería incluso mayor del 65 % actual.

Por otra parte, el alcalde de Tous comentó que el ayuntamiento procederá a inventariar todas las torres de luz que cruzan las montañas del término municipal ya que, según dijo, al estar en suelo de dominio público se puede reclamar una compensación a la compañía eléctrica. García comentó que se ha estimado que los ingresos por este concepto podrían superar los 100.000 euros.

Noticia obtenida de Levante-EMV 

miércoles, 5 de mayo de 2021

CELEBRACIÓN DE LA JORNADA TÉCNICA: “GOBERNANZA DE PRESAS Y EMBALSES”

El pasado 27 de abril de 2021, se celebró en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos la Jornadas sobre Gobernanza de presas y embalses, organizada desde el “Comité de Planificación” del Comité Nacional de Grandes Presas.

La inauguración corrió a cargo de Hugo Morán (Secretario de Estado de Medio Ambiente), Miguel Ángel Carrillo (Presidente del CICCP) e Ignacio Escuder (Presidente de Spancold).



La jornada consistió en una introducción a cargo de Antonio Burgueño (Director del Comité Técnico de Spancold de Actividades del Ingeniero en Planificación de Recursos Hidráulicos) y tres mesas redondas, que versaron sobre la situación actual de los embalses en España, la gobernanza ambiental de los embalses y la gobernanza socio-económica de los mismos.

Puede ampliar información y descargar las ponencias de la jornada desde la página web de SPANCOLD.